DMAIC - Definir, Medir, Analizar, Mejorar, Controlar

Actualizado: abr 1

Cuando los problemas son la prioridad las oportunidades se escapan. Como invertimos nuestro tiempo es un buen indicador de nuestro presente y futuro.


Analizar esto nos permite diagnosticar una sociedad, una organización e incluso a nosotros mismos como personas. Para dar el salto a las oportunidades y nuevos desafíos necesitamos fomentar y desarrollar el círculo virtuoso de la calidad. Es una batalla de perseverancia en la que cada individuo contribuye desde el lugar que le toque. Es un camino de identidad; de cultura; de equipo; de deseo por ser mejores; por sentirnos realizados; por alcanzar un objetivo.


Encender esta ambición por mejorar debería ser el impulsor de aquellos que hoy tienen una posición de liderazgo.

Para comenzar el camino de la mejora continua recomendamos elegir un problema obvio dentro de un proceso existente; que no sea algo demasiado complejo pero que permita lograr una mejora medible en tiempo, ahorro de costos o mejora de la productividad.


Definir el problema es la primera fase del proceso de mejora. Durante esta fase, el equipo del proyecto redacta la carta del proyecto, traza un mapa de alto nivel del proceso y aclara las necesidades de los clientes del proceso. Al experimentar el proceso y hablar con los participantes se construye el conocimiento del proceso. Es importante en esta etapa asegurar estar alineados con los objetivos del liderazgo organizacional y con la estrategia del negocio.


La medición proporciona indicadores clave del estado del proceso y pistas sobre dónde ocurren los problemas del proceso. A medida que el equipo recopila datos, se enfoca en el tiempo de entrega del proceso o la calidad de lo que los clientes reciben del proceso.


Un análisis adecuado permite comprender las verdaderas causas de los problemas del proceso. Usando las observaciones para desarrollar y confirmar hipótesis.


En tanto que la fase de mejora es la etapa de la innovación. Cambios que mejoran la experiencia del cliente del proceso.


En la fase de control, el equipo desarrolla un plan de monitoreo y elabora un plan de respuesta en caso de que haya una caída en el rendimiento. El dueño del proceso actualiza continuamente el mejor método.


Instrumentar esta filosofía y promover estas metodologías formas parte de la experiencia de tu equipo de gestión?.












25 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo